Francia, Bretaña, Brest, Anse du Dellec: este verano una amiga estuvo nadando en el Finisterre francés (su tierra), y me mandó unas fotos que me encantaron.

011-1_dellec-plongee_panoramica
Anse du Dellec, junto a Brest; en primer plano, a la derecha, la Pointe des Espagnols; al fondo, a unos 10 km, la Pointe de l’Armorique y la Île Ronde; y más al fondo todavía, la costa sur de la rada. Fotos por Gaëlle P., cutremontaje por el autor

La rada de Brest es una enorme bahía, algo más grande que la ría de Vigo, y con una forma que la hace especialmente adecuada para docenas de recorridos de todas las distancias posibles. Solo la zona frente a Brest ya tiene 10 km de largo (de norte a sur) y 6 de ancho (de oeste a este; que se alargan otros 20 km si llegamos hasta el extremo este de la rada). Y mucho más divertido que nadar en paralelo a la costa es atravesar la rada, o ir de una península a otra, o a alguna de la docena de islas que hay por el medio…

 

011-2_radedebrestaerea
Imagen aérea de Brest y la rada, mirando hacia el sur; del catálogo turístico de la región

¿Y qué se puede encontrar uno nadando por allí? ¡De todo!: delfines (parece que relativamente fáciles de ver) y focas, fragatas militares, barquitos de recreo y grandes mercantes, y, con un poco de suerte, algún submarino nuclear de la base de Île Longue.

El agua está fría y tiene un tono verde por las algas y el plancton. Y a la hora de nadar hay que tener en cuenta (además del tráfico) las mareas, por supuesto, y también las muchas corrientes y contra-corrientes que se crean, tanto en las zonas abiertas como en los recovecos de la costa. Y si por aquí nos quejamos de la tramontana en el Empordà, allí arriba el tiempo es aún mucho peor y no es fácil encontrar días en que la meteorología te respete para poder nadar a gusto. Me cuenta Gaëlle:

Cuesta tener un tiempo estable en un mismo día, y programar una excursión allá está muy arriesgado. Con olas de 0,5 m o máximo 1 m se puede cancelar una travesía. Ya con buen tiempo hay mucha corriente, si encima unimos olaje, no salen ni las embarcaciones.

El tiempo parece ser más clemente al sur de Bretaña, en la bahía de Quiberon. Será cuestión de hacer una larga excursión por ambos sitios, y comparar. ¡Algún día…!

 


¿Te ha gustado el artículo? Pásate por mi twitter para estar al tanto de los que voy publicando.

 

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s