Las olas en el mar se generan principalmente a causa del viento; en los lagos grandes, también. Pero la falta de una gran extensión de agua en un lago hace que el comportamiento de las olas sea más errático e impredecible que en los océanos.

Si además los trenes de olas se encuentran con el reflujo de las que han rebotado en la costa o en muelles, el resultado es caótico. El fotógrafo Dave Sandford ha tomado una serie de imágenes en el lago Erie (uno de los Grandes Lagos norteamericanos), que lo muestran. ¡Simplemente espectacular!

Puedes verlas todas en su Instagram, y una docena en este artículo recopilatorio.

(Imagen de portada por Carolinie Cavalli, libre de licencia, obtenida aquí.)


¿Te ha gustado el artículo? Pásate por mi twitter para estar al tanto de los que voy publicando.

 

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s