La cura para todo es siempre agua salada: sudor, lágrimas o el mar.
(Isak Dinesen/Karen Blixen)

Fue un verano pasado por agua; salada.

Fue en el Loira, en Quiberon, en Finistère. Fue en La Rochelle, en Donostia y en los Pirineos. ¡Y en ningún sitio pude nadar!, ni siquiera meterme en el agua por encima de las rodillas. Las circunstancias lo impidieron.

Fue la lluvia la que me mojó – cosa que me encanta. De vuelta al trabajo, fue la hedionda Barceloneta con lo que me tuve que conformar.

Y fui, hoy, a Fenals; a la Vía Brava: la playa casi vacía, el día amenazando más lluvia. No he madrugado, alguno me veía entrar en el agua degustando el aperitivo. Pese a ello, el mar era un espejo: sin viento, sin olas, el agua transparente y limpia, limpia de verdad.

Con cada brazada no dejo de preguntarme cómo, por qué puedo conformarme con nadar en la Barceloneta. Les hablo a los cormoranes que se secan en las rocas; a los sargos curiosos que se me acercan; a un par de medusas que flotan a mi lado, indiferentes. Todos me dicen lo mismo: eres un idiota. ¿Qué te cuesta subir al coche y conducir una hora para nadar aquí? ¿Por qué siempre vence la abulia; las circunstancias, que se interponen; y la pereza, maldita pereza?

A veces el mar nos parece tan lejos, inaccesible; pero está a un tiro de piedra.

Mi propósito para esta temporada no es entrenar más metros; no es nadar más rápido, ni preparar alguna maratón.

Es simplemente nadar donde más me gusta, siempre que pueda. Sin circunstancias.

El Loira, a su paso por Saumur

 

La estrella que ríe

 

Finistère: nadar más allá es una aventura

 

Better safe than sorry!

 

Los faros te guían desde el puerto de La Rochelle

 

El tramo de Vía Brava entre Fenals y Sa Boadella; donde moran los cormoranes (vista desde los jardines de Santa Clotilde)

 

¿Para cuándo alguna travesía en un río de montaña?

 

El faro de Monte Igueldo: la otra Costa Brava, la del norte

 

Iroise: olas, viento, acantilados, playas de arena blanca

 

Toda la información que puedas necesitar: temperatura del agua, horas y coeficientes de marea, altura de olas…

 

(Imágenes por el autor.)


¿Te ha gustado el artículo? Pásate por mi twitter para estar al tanto de los que voy publicando.

 

Una respuesta a “Yo y mis circunstancias

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s