Estas semanas en que echo de menos ir — o más bien: la libertad de poder ir — a la Costa Brava, la imagino cada vez que escucho la que es sin duda la mejor canción de Serrat1 (de cuando Serrat molaba, antes de que yo naciera).

 

La playa de arena gruesa, casitas blancas de fondo, el camino de vuelta; el reloj en la repisa, parado desde una noche sin luna; una chica con nombre de canción, o una canción con nombre de chica; el agua salada…

 

1 Tal vez ex aequo con otra que también habla del mar.

(Imagen por el autor)

 

“Marta” (Joan Manuel Serrat)

La remor del mar a l’alba
I una platja plena d’algues
Que aniran assecant-se al sol
El gust salat de les roques
I el vol tranquil de les poques
Gavines que entren al port

Les barques que al matí tornen
Les xarxes que en el moll dormen
I els vells carrers empedrats
L’església humil i menuda
I entre la boira, perduda
Llunyana i gris, la ciutat

Em parlen de Marta…

Les blanques cases del poble
I l’home vell que canta cobles
Mentre va venent el peix
I la dona que amb desgana
Mou entre ses mans la llana
(Qui sabrà què és el que teix)

El castell, l’illa petita
La cova, el far i l’ermita
I els amics d’un altre temps
I el rellotge que no corre
I aquests infants que a la sorra
Han trobat el seu carrer

Em parlen de Marta…

Les hores buides que passen
I el camí que em torna a casa
Després de molt caminar
Cada moble i cada llibre
Cada racó on junts vam viure
Moments com ningú no sap

Les meves mans i els meus llavis
Que del seu gust viuen àvids
I no poden oblidar
Les llargues nits sense lluna
Les ones i cadascuna
De les llums que hi ha en el mar

Em parlen de Marta…

El rumor del mar en el alba
Y una playa llena de algas
Que se irán secando al sol
El sabor salado de las rocas
Y el vuelo tranquilo de las pocas
Gaviotas que entran en el puerto

Las barcas que vuelven de mañana
Las redes que duermen en el muelle
Y las viejas calles empedradas
La iglesia humilde y menuda
Y entre la niebla, perdida
Lejana y gris, la ciudad

Me hablan de Marta…

Las blancas casas del pueblo
Y el viejo que canta coplas
Mientras vende el pescado
Y la mujer que, con desgana
Mueve entre sus manos la lana
(Quién sabrá qué es lo que teje)

El castillo, la isla pequeña
La cueva, el faro y la ermita
Y los amigos de otros tiempos
Y el reloj que no corre
Y estos niños que en la arena
Han encontrado su calle

Me hablan de Marta…

Las horas vacías que pasan
Y el camino que me devuelve a casa
Tras mucho caminar
Cada mueble y cada libro
Cada rincón donde juntos vivimos
Momentos como nadie sabe

Mis manos y mis labios
Que de su sabor viven ávidos
Y no pueden olvidar
Las largas noches sin luna
Las olas y cada una
De las luces en el mar

Me hablan de Marta…

 

¿Te ha gustado el artículo? Pásate por mi twitter para estar al tanto de los que voy publicando.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s